Alfarería 

Por la destreza e ingenio de sus alfareros, Samborondón posee una de las mejores alfarerías del Ecuador.

En sencillos talleres en Ciudad Samborondón, los alfareros moldean el barro con las manos para crear diversas piezas como vasijas, ollas, cazuelas y floreros. Ponen el barro sobre una tabla circular unida por un eje central a una rueda más pequeña que está cerca del suelo. Con los pies hace girar la rueda inferior y ésta a su vez mueve la rueda superior.

Sus manos plasmaba lo que su mente crea. Esta actividad es parte activa de la producción económica del cantón.