Astilleros 

Se dice que desde tiempos de la Colonia, Samborondón poseyó su “astillero” donde diestros canoeros especializados laboraban la madera para convertirla en raudas embarcaciones. Debido a su condición de activo fluvial y siendo como eran los numerosos ríos y esteros que bañan su territorio y las principales arterias de comercio y transporte , la industria artesanal de la construcción de canoas , era una de las importantes actividades a las que se dedicaban hábiles artesanos de este lugar; ya que esas indispensables embarcaciones era y aún continúan siéndolo, el principal medio para poder desarrollar sus labores cotidianas en las zonas ribereñas aledañas y para desplazarse a impulso de los canaletes, hasta lejanas poblaciones para vender o adquirir productos.

Las canoas ahora provistas de rápidos motores fuera de borda, son utilizadas principalmente para transportar pasajeros pero también se emplean para las labores agrícolas y para la pesca.