La equitación es parte de la vida de Samborondón. Decenas de niños, jóvenes y adultos se preparan constantemente en las escuelas ecuestres como Monte Buijo y Rancho, Botas y Espuelas donde les enseñan a ganar habilidades con el caballo.

El conocimiento del caballo y su cuidado es primordial. Luego los jinetes novatos aprenden los tres tipos naturales de pasos o series de movimientos de las patas del animal, como el paso, trote o galope. Con el tiempo, reciben capacitación en las disciplinas Vaulting, Asiento, Bridon y Salto.

Los caballos seleccionados para la enseñanza cumplen características de buena condición física y salud y temperamento muy tranquilo. Y quienes practican este deporte gozan de aumento en la capacidad motora, mayor concentración y refuerzo en el sistema inmunológico.